Saltar al contenido

A la caza de los lugares detrás de los mitos

a-la-caza-de-los-lugares-detras-de-los-mitos-canva

¿Por qué los mitos de la Antigua Grecia siguen teniendo un efecto profundo y duradero en el público hoy en día? Por ejemplo, los Juegos Olímpicos siguen siendo el mayor acontecimiento deportivo del planeta, supuestamente organizados por Heracles en honor de Zeus. Mientras que bestias mitológicas como los cíclopes, los hipogrifos y los krakens siguen haciendo estragos en las superproducciones modernas como lo hicieron en las mentes de los narradores griegos.

Cuando se trata de mitología griega, parece que seguimos tan fascinados como siempre. Sin embargo, no todos los mitos son invenciones; algunos tienen raíces auténticas relacionadas con acontecimientos históricos que se han adaptado con el paso del tiempo.

Los arqueólogos no dejan de encontrar pruebas de ello, y del mismo modo que se puede visitar el antiguo Coliseo de Roma y las ruinas de Esparta, también es posible pisar los lugares donde nacieron algunos de los relatos mitológicos más conocidos.

Por el camino de los dioses para encontrar los lugares de los mitos griegos

Comenzamos nuestro viaje en la isla de Creta, al pie de su montaña más alta, el monte Ida. Esta modesta formación, oculta en las profundidades del centro montañoso de la isla, es el lugar perfecto para hacer un poco de turismo, senderismo; o para ocultar al futuro rey de los dioses de su celoso y paranoico padre.

Cronos, uno de los Titanes originales de la mitología griega, intentó destruir a toda su descendencia para evitar una profecía que predecía su caída del poder a manos de uno de sus hijos. Uno tras otro, devoró a sus hijos, excepto cuando se trató de Zeus, a quien Rea, la madre de Zeus, consiguió esconder en una cueva lejos de su alcance.

Los griegos creían que esta cueva, llamada cueva de Zeus, se encontraba bajo el monte Ida de Creta, y durante muchos años fue lugar de culto y peregrinación. En la actualidad, la cueva está abierta al público y, tras subir veinte minutos por la ladera y subir unos 200 escalones, se puede pasear por las salas donde se dice que Zeus, posiblemente el ser más famoso de la mitología griega, pasó los primeros años de su vida.

De la riqueza a la miseria

Aunque técnicamente no se encuentra en la Grecia actual, el río Pactolo, al oeste de Turquía, sigue siendo una parte importante del patrimonio mitológico griego.

Se dice que fue allí, a orillas de este río, donde el rey Midas, el hombre del toque de oro, se deshizo de sus poderes tras luchar por comer y beber arrojándolos al agua. Aunque se trata de una historia moral sobre la codicia y el deseo, es probable que el mito se contara para explicar por qué el río era tan rico en polvo de oro en la Antigüedad.

¿Monstruo o mamífero?

Pero Creta no es sólo el hogar de la infancia de Zeus; también es conocida por ser la cuna de una criatura mitológica feroz: el monstruoso cíclope. Se han encontrado cráneos por toda la isla, así como en muchos otros lugares de Grecia, con una cavidad que parece una gran cuenca ocular, además con enormes dentaduras y, en ocasiones, largos y poderosos colmillos.

En aquella época, los griegos no sabían nada acerca de una criatura parecida al cráneo que acababan de encontrar, y así nació la leyenda de los cíclopes. Hoy sabemos, sin embargo, que estos cráneos pertenecían en realidad a un pariente prehistórico del elefante, y que el supuesto orificio ocular no era en realidad para el ojo, sino para su enorme trompa.

A pesar de lo temibles que pueden llegar a ser estos elefantes, creo que todos estamos de acuerdo en que el cíclope es una historia mucho más emocionante detrás de estos misteriosos fósiles.

Perderse en los lugares de los mitos griegos

Tras desviarnos hacia el continente europeo, volvemos de nuevo a la hermosa isla de Creta para otro viaje a la mitología griega.

Puede sorprender que ocurrieran tantas cosas en esta isla alejada de la costa griega, pero durante la época de los antiguos griegos fue un importante centro de actividad y vida, sólo superado por la ciudad de Atenas. Aquí, en la costa sur de la isla, se encuentra el yacimiento arqueológico de Kommos, enclavado en las pintorescas y rústicas laderas de la isla.

Al aventurarse por las ruinas de las antiguas calles de la ciudad, pronto se encontrará en un verdadero laberinto de estrechos caminos, corredores y pasarelas: un laberinto dentro de la ciudad. Del mismo modo, los arqueólogos han hallado otra serie de túneles y pasillos que forman una estructura laberíntica cercana, esta vez bajo tierra, en una cueva a las afueras del yacimiento de Gortina.

Se cree que el rey Minos, famoso por alimentar con sus enemigos al Minotauro, vivió y gobernó desde esta zona. Los arqueólogos creen incluso haber encontrado su sala del trono en las ruinas de Kommos. Es posible, pues, que el mito del Minotauro surgiera de estos mismos laberintos. O tal vez los mitos sean ciertos y la bestia aún aceche sus pasillos. Creemos que es mejor visitar la isla de Creta y averiguarlo por uno mismo.

¡Por si te lo pierdes!

Cada domingo, tu boletín con las ultimas entradas publicadas en nuestro blog.

error: ¡Contenido Protegido!