fbpx Saltar al contenido

Mil viajes a Ítaca

enero 22, 2021
mil-viajes-a-itaca-cabecera

Mil viajes a Ítaca, es un libro escrito por Ana Capsir Brasas. Se trata de un relato de un viaje nostálgico. Con la pura esencia griega de las aventuras de un retorno marítimo. Viaje realizado en una nave no totalmente física sino también espiritual, cuyo destino es el crecimiento interior, una transformación antes de volver a casa.

Como en la Odisea, Ulises que partió y cuando llegó tras sucesivos naufragios y desembarcos en orillas desconocidas, ya no era el mismo. En toda aventura debe haber un viento; el que nos empuja para concluir y el que nos da la energía vital. Si nos falta, languidecemos. El que impulsa en la dirección adecuada. Y aquí entra en acción la segunda parte de la palabra: lo álgido, el dolor, la pena por la distancia. Ulises no hubiera vuelto de no ser por su añoranza.

Ana Capsir Brasas

ana-capsir-brasas
Ana Capsir Brasas

Ana es licenciada en Biología por la Universidad de Valencia. Desde 1981 hasta 1987 trabajó en el Instituto de agroquímica y tecnología de los alimentos, CSIC, en el departamento de bioquímica vegetal, con una beca del ministerio de educación y ciencia.

A partir de 1987 abandonó el mundo del laboratorio y se dedicó a la náutica. Ella es titulada profesional de Patrón de Altura de la Marina Mercante, así como monitora de vela y crucero.

Ha trabajado desde entonces principalmente en el sector del Charter y alquiler de barcos, así como el de la enseñanza náutica. En el periodo comprendido desde el 2000 al 2010 perteneció a la empresa que gestionaba y tripulaba el buque escuela de la Generalitat Valenciana; la goleta Tirant Primer. Allí desempeñaba labores de mantenimiento y patronía del barco.

La primera vez que viajó a Grecia, con su antiguo barco de acero construido por ellos, llamado La Maga Azul, fue a principios de los 90. Con él aparecieron en un capítulo del programa Al filo de lo imposible titulado Corsica salvaje. En aquel entonces solo chapurreaban algo de griego. Pero su fascinación por el país, y principalmente por su gente, la llevó a profundizar más en su lengua y su cultura. Eligieron el jónico como base para su trabajo en el mundo del alquiler de barcos, donde continúan por el momento, haciendo viajes entre las islas a bordo de su actual velero, La Maga 3. También es propietaria de una casa en un pequeño pueblo de la isla de Lefkada, Evgiros, fuente de inspiración de muchas de sus historietas; algo bastante sencillo dada la peculiaridad de sus pocos habitantes.

Espero que os haya gustado la historia Ana, cuyo cambio de vida la inspiró a escribir Mil viajes a Ítaca. Sin duda lectura que me apunto para leer este año. Ας τα διαβάσουμε! (¡A leer!).

error: ¡Contenido Protegido!