Saltar al contenido

Podariko: ¿Quién pisa primero la casa en Año Nuevo griego?

podariko-canvas

Una de las costumbres más antiguas que siguen los griegos con la llegada del Año Nuevo se llama podariko, que viene a significar con buen pie. Traducido libremente, esto significa que la persona que primero ponga un pie en tu casa en el nuevo año debe ser alguien que traiga buena suerte y, además, ¡debe entrar con el pie derecho el primero! Aún hoy, muchos griegos prestan especial atención a quién será el primero en entrar en su casa en Año Nuevo.

En Nochevieja suelen invitar a alguien que creen que traerá buena suerte para que sea el primero en entrar en su casa nada más llegar el Año Nuevo. Una vez que la persona «afortunada» entra en la casa, los propietarios tienen que pisar algo que esté hecho de hierro, para que la familia sea tenga una salud de hierro, durante todo el nuevo año. A la persona que hace el podariko se le recibe con un beso y suele regalarle manzanas o nueces y algo de membrillo dulce o cualquier otro manjar hecho para las fiestas.

En la isla griega de Amorgos, un miembro de la familia siempre entra primero en la casa al volver de la iglesia. Sosteniendo un pequeño icono sagrado, la persona elegida entra dos pasos en la casa, diciendo «Bien, entra«. Luego se da la vuelta y dice: «Mal, fuera«. Esto se repite tres veces. Finalmente, la persona dirá «Bien, entra» por última vez, y arrojará una granada al umbral mientras desea a todos un «Feliz Año Nuevo«.

La costumbre del podariko se atribuye al obispo Gregorio de Nisa (c. 335 – c. 395), quien supuestamente dijo que el día de Año Nuevo la gente debía reunirse o traer a su casa a una persona que creyeran que les traería buena suerte.

Podariko es similar al «First Foot» en Escocia

También se pueden encontrar similitudes en otras culturas, ya que podariko equivale aproximadamente a lo que los británicos del norte y los escoceses llaman «First Foot«. Si asiste a una fiesta de Nochevieja en Escocia, no se sorprenda si algún invitado sale de la casa unos minutos antes de medianoche para poder volver a entrar después de las campanadas.

Es costumbre que los primeros en llegar traigan regalos simbólicos para el año que comienza. Se trae una moneda para la riqueza y un trozo de carbón para el calor. La comida y la bebida también suelen formar parte del ritual. El whisky es la bebida preferida, y un pastel de frutas envuelto en masa, conocido como bollo negro o bollo escocés, es la comida tradicional.

¡Por si te lo pierdes!

Cada domingo, tu boletín con las ultimas entradas publicadas en nuestro blog.

error: ¡Contenido Protegido!